Myanmar: Informes de 15 o más muertos tras un llamamiento a un levantamiento nacional | Birmania

Entre 15 y 20 aldeanos, incluidos varios adolescentes, han muerto en algunos de los combates más mortíferos de Myanmar desde julio entre las tropas del gobierno y las fuerzas de resistencia, dijo un aldeano y reportes de medios independientes.

Los combates cerca del municipio de Gangaw en la región noroeste de Magway comenzaron el jueves, dos días después de que el Gobierno de Unidad Nacional, una organización de oposición que busca coordinar la resistencia al gobierno militar, hiciera un llamado a un levantamiento nacional.

Los enfrentamientos estallaron cuando más de 100 soldados llegaron en cuatro vehículos militares para asegurar el área en Myin Thar y otras cinco aldeas cercanas, dijo un residente a The Associated Press por teléfono.

Los miembros de una milicia de autodefensa de la aldea ligeramente armada hicieron disparos de advertencia, pero no pudieron evitar que los soldados ingresaran al área y los enfrentamientos continuaron después de eso, dijo el residente, quien dijo que solicitó el anonimato para proteger la seguridad personal.

El movimiento de oposición que se levantó contra la toma militar en febrero del gobierno electo de Aung San Suu Kyi fue inicialmente pacífico, pero gradualmente comenzó a contraatacar después de que las fuerzas de seguridad utilizaron la fuerza asesina para disolver las protestas no violentas.

El llamado del gobierno a la unidad nacional el martes para una «guerra defensiva del pueblo» recibió una respuesta entusiasta en las redes sociales, pero su impacto real sobre el terreno es difícil de medir.

Los medios favorables a la oposición informaron de una explosión de tiroteos a pequeña escala y sabotajes por parte de la resistencia, en particular el derrocamiento de torres de transmisión de telefonía celular.

Pero se han realizado actividades similares durante varios meses y los detalles son difíciles de verificar de forma independiente.

El aldeano que describió los nuevos combates dijo que al menos 11 miembros del grupo de justicieros murieron, según le dijeron otros en su aldea. Las fotos de lo que se describió como sus cuerpos circularon ampliamente en Internet el viernes y fueron lo suficientemente claras como para ser identificadas por quienes los conocían.

“Solo tenemos armas de fuego hechas a mano y de percusión”, dijo el aldeano. “Cuando llovió, las armas se volvieron inútiles. Hay muchas bajas debido al desequilibrio de armas. Las tropas del gobierno de Myanmar están bien equipadas con armas modernas y tienen acceso a apoyo aéreo y de artillería.

El aldeano dijo que otros residentes le dijeron que la mayoría de las fuerzas de defensa de la aldea eran jóvenes y que cinco de los muertos eran estudiantes de noveno y décimo grado. Según los informes, un maestro de escuela secundaria también fue asesinado, dijo el aldeano.

Los miembros de las más de 2.000 familias de la zona huyeron a la jungla, añadió, mientras los soldados acampaban en casas abandonadas y en el monasterio budista local. Se confirmó la muerte de cuatro personas más después de que estallaran nuevamente los enfrentamientos el viernes por la mañana, dijo, y se prendió fuego a un número indeterminado de casas.

Los informes de los medios independientes sitúan el número de muertos entre los aldeanos en 20 o más. Khit Thit Media, un servicio de noticias en línea, dijo que los aldeanos le dijeron que entre los muertos había siete no combatientes además de los militantes.

Según la Asociación para la Asistencia a los Presos Políticos, una organización independiente que lleva un recuento detallado de los muertos o detenidos por el gobierno militar, ha habido 1.058 activistas y transeúntes muertos desde la toma del poder militar en febrero.

El gobierno afirmó esta semana que las fuerzas de la resistencia fueron responsables de la muerte de 933 personas, informó Popular News, citando al subsecretario del Interior, Gen Soe Tint Naing.

En una sesión informativa para diplomáticos extranjeros el jueves a la que también asistió el servicio de prensa, Soe Tint Naing dijo que entre los muertos había personal de seguridad, funcionarios del gobierno y aquellos considerados por la resistencia como informantes del gobierno.

Deja un comentario