Perú: grupo disidente Sendero Luminoso mata a 14 muertos en masacre preelectoral en la jungla | Perú

Al menos 14 personas, incluidos dos niños, murieron a manos de un grupo disidente del grupo rebelde Sendero Luminoso, en un brutal ataque a una remota aldea en la jungla. según el ejército peruano.

Folletos quien supuestamente fue dispersado en el lugar de la masacre del domingo, advirtió a los residentes que boicotearan las próximas elecciones presidenciales del próximo mes y dijo que cualquiera que votara por la candidata de derecha Keiko Fujimori sería considerado un «traidor».

El ejército calificó los asesinatos como un «acto de genocidio» y dijo que Sendero Luminoso había llamado anteriormente a esos ataques «limpieza social». El comunicado aseguró a los peruanos un «proceso electoral seguro». Agregaron que aún no se han identificado los cuerpos de las víctimas.

La masacre tuvo lugar solo dos semanas antes de una segunda vuelta polarizada entre el tres veces candidato Fujimori, la hija del hombre fuerte encarcelado de los noventa Alberto Fujimori, y el maestro de izquierda Pedro Castillo, cuyo partido Perú Libre está acusado de contener a diputados vinculados a Sendero Luminoso. y el grupo rebelde rival MRTA (Ejército Revolucionario Túpac Amaru) que lucharon contra el estado en un conflicto que mató a más de 69.000 personas en las décadas de 1980 y 1990.

Castillo condenó el asesinato como un «ataque terrorista».

Los peruanos siguen amargamente divididos sobre el legado de Alberto Fujimori: sus partidarios le atribuyen la victoria sobre la guerrilla, pero los detractores dicen que utilizó una represión brutal para aplastar la disidencia. Fue declarado culpable de autorizar la muerte por escuadrones de la muerte de 25 personas, incluido un niño de ocho años.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú dijo que el ataque fue encabezado por Víctor Quispe Palomino, alias «Camarada José», último hermano vivo de un clan familiar que aliaba los restos de Sendero Luminoso con narcotraficantes de la región. Valle de Apurímac, Los ríos Ene y Mantaro, una zona de selva alta más conocida por sus siglas Vraem, donde las autoridades dicen que se produce alrededor del 75% de la cocaína peruana.

Los folletos que supuestamente se encontraron en el sitio advirtieron contra la «limpieza» de burdeles, «homosexuales degenerados», ladrones e informantes, y declararon «Viva el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo».

La masacre tuvo lugar cerca de San Miguel de Ene, en la región central de la Amazonía peruana. Gustavo Gorriti, destacado periodista de investigación, dijo: «No hay otra fuerza que tenga la capacidad de llevar a cabo un ataque de este tipo en esta zona».

El hotspot del narcotráfico es un centro desde el cual mochileros, o mochileros, cargan kilos de cocaína por senderos y pasos de montaña hasta la costa peruana donde se vende al exterior.

Pedro Yaranga, un experto en seguridad, dijo que tales ataques no eran infrecuentes durante el período electoral. «Es un acto de desesperación por parte de un grupo debilitado que intenta enviar un mensaje», dijo.


Deja un comentario