Diversificar o arriesgar disturbios, advierten productores de petróleo en informe | Desarrollo global

Los países dependientes del petróleo que no se preparan para adaptarse al cambio global hacia los combustibles fósiles están arriesgando su propia estabilidad, advierte un nuevo informe.

Argelia, Irak y Nigeria son los más vulnerables a «una ola de inestabilidad política lenta», según los analistas de riesgo Verisk Maplecroft.

«Con la aceleración de la transición energética y la nivelación por Covid-19 de todo el petróleo recuperado producido en los últimos años, se está acabando el tiempo para una serie de países que no han logrado diversificar sus economías al evitar exportar combustibles fósiles», dijo el informe. , publicado el jueves.

Chad y Kazajstán también han sido identificados como países con alto riesgo de agitación política a medida que la transición energética envuelve sus economías.

Los estados de África occidental de Angola, Gabón, Congo, Camerún y Guinea Ecuatorial, con «frágiles sistemas políticos autocráticos o semiautócratas», también fueron calificados de alto riesgo por los analistas.

Los investigadores analizaron factores como los costos del equilibrio externo, la capacidad de los países para diversificarse y la resistencia política.

La mayoría de los estados productores de petróleo no lograron diversificar entre 2014, cuando los precios del petróleo cayeron y la pandemia de coronavirus, encontraron los analistas. La situación en algunos países ha empeorado con la caída de las exportaciones y el agotamiento de las reservas de divisas.

La situación es similar, sean o no los estados miembros de las cartelas petroleras de la OPEP, la mayoría de los exportadores han aumentado la producción para compensar la escasez de ingresos. Las reservas de divisas han disminuido, como en Arabia Saudita, por ejemplo, que «quemó casi la mitad de sus existencias de dólares de 2014».

La policía de Luanda está observando una protesta contra el aumento del costo de vida y la corrupción en Angola, uno de los estados productores de petróleo que, según el informe, es vulnerable.
La policía de Luanda está observando una protesta contra el aumento del costo de vida y la corrupción en Angola, uno de los estados productores de petróleo que, según el informe, es vulnerable. Fotografía: Osvaldo Silva / AFP / Getty

Nigeria e Irak ya han devaluado sus monedas, «reequilibrando sus importaciones y exportaciones en detrimento de los niveles de vida».

«Las recientes devaluaciones presagian las sombrías opciones que tienen por delante los productores de petróleo: diversificarse o someterse a ajustes económicos forzados», dijo el informe.

Franca Wolf, analista senior de Verisk Maplecroft, dijo que la transición energética era «crítica para el mundo» pero «un multiplicador de amenazas» para los países dependientes del petróleo con poca capacidad para diversificar sus economías.

“Quedarse quieto no será una opción para estos mercados, el juego ha cambiado”, dijo. «La presión política y pública para combatir el cambio climático son los principales impulsores de la transición energética, como hemos visto en el movimiento de protesta climática y el éxito electoral de las políticas verdes en las economías desarrolladas».

Entre los estados del Golfo, los Emiratos Árabes Unidos y Qatar fueron los mejor equipados para capear la tormenta. También se espera que Arabia Saudita y Kuwait sean más estables políticamente, con sus recursos y economías en mejor posición para diversificarse.

Pero James Lockhart Smith, director de riesgo de mercado de Verisk Maplecroft, también hizo una advertencia con respecto a los estados del Golfo. «La estabilidad política autoritaria es cualquier cosa menos estable a largo plazo, y a medida que los precios del petróleo más bajos durante más tiempo reduzcan el gasto social, se acumulará una presión adicional sobre estos sistemas políticos engañosamente frágiles», dijo.

Deja un comentario