Myanmar: Líder civil interino dice que la gente «debe ganar el levantamiento» contra la Junta | Myanmar

El jefe interino del gobierno civil paralelo de Myanmar dijo que el pueblo «debe ganar el levantamiento» contra la junta y buscará darle a la gente el derecho legal a defenderse de los militares.

Mahn Win Khaing Than, quien está escondido con la mayoría de los altos funcionarios del partido Liga Nacional por la Democracia, que fue derrocado en el golpe del 1 de febrero, se dirigió al público a través de Facebook y dijo: «Es el momento más oscuro de la nación y el momento en que se acerca el amanecer.

«Unión Democrática Federal … nos espera en el futuro cercano si avanzamos juntos con invencibilidad», dijo, y agregó: «Tenemos que ganar el levantamiento».

Mahn Win Khaing Than fue nombrado líder interino de la LND cuando los militares arrestaron a miembros de alto rango de la LND, incluida Aung Sang Suu Kyi. Él y un grupo de parlamentarios electos formaron un “parlamento” en la sombra llamado Comité Representativo Pyidaungsu Hluttaw (CRPH) – la palabra birmana para el bloque gobernante del país – para denunciar el régimen militar.

La junta declaró ilegal la CRPH y dijo que cualquier persona involucrada podría ser acusada de traición, punible con la muerte.

En su discurso, su primera aparición en la dirección de su CRPH, dijo que el gobierno civil «intentaría legislar sobre las leyes requeridas para que la gente tenga derecho a defenderse».

Las protestas contra los militares continuaron el domingo, y los residentes de Mandalay portaban carteles que decían: «No aceptamos el golpe militar».

Manifestantes antigolpistas en Mandalay, Myanmar, el domingo 14 de marzo de 2021.
Manifestantes antigolpistas en Mandalay, Myanmar, el domingo 14 de marzo de 2021. Fotografía: AP

Más de 80 personas murieron en protestas generalizadas contra la toma del poder militar el sábado, dijo la Asociación para la Asistencia a Presos Políticos. Más de 2.100 personas han sido arrestadas, dijo.

Al menos 13 personas murieron el sábado, uno de los días más sangrientos desde el golpe, dijeron testigos y medios nacionales.

Cinco personas murieron a tiros y varias resultaron heridas cuando la policía abrió fuego contra una sentada en Mandalay, la segunda ciudad más grande de Myanmar, dijeron testigos a Reuters.

Dos personas murieron en la ciudad central de Pyay y dos murieron en disparos de la policía en la capital comercial de Yangon, donde tres también murieron durante la noche, informaron medios nacionales.

«Actúan como si estuvieran en una zona de guerra, con gente desarmada», dijo el activista Myat Thu, con sede en Mandalay. Dijo que entre los muertos había un niño de 13 años.

La gente saluda con tres dedos mientras observa a los manifestantes antigolpistas marchar por Mandalay el domingo 14 de marzo.
La gente saluda con tres dedos mientras observa a los manifestantes antigolpistas marchar por Mandalay el domingo 14 de marzo. Fotografía: AP

Si Thu Tun, otro manifestante, dijo que vio a dos personas disparadas, incluido un monje budista. «Uno de ellos recibió un golpe en el hueso púbico, otro recibió un disparo terrible», dijo.

Un camionero en Chauk, una ciudad en la región central de Magwe, murió luego de que la policía le disparara en el pecho, dijo un amigo de la familia.

Las protestas del sábado estallaron después de que se publicaran carteles en las redes sociales instando a las personas a conmemorar el aniversario de la muerte de Phone Maw, quien fue asesinado a tiros por las fuerzas de seguridad en 1988 dentro de lo que una vez se conoció como el campus del Instituto de Tecnología de Rangún.

Su tiroteo y el de otro estudiante que murió semanas después provocaron protestas generalizadas contra el gobierno militar conocidas como la campaña 8-8-88, que alcanzaron su punto máximo en agosto de ese año. Se estima que unas 3.000 personas murieron cuando el ejército aplastó el levantamiento.

Aung San Suu Kyi se convirtió en un icono de la democracia durante el movimiento y estuvo bajo arresto domiciliario durante casi dos décadas.

Fue liberada en 2010 cuando el ejército inició reformas democráticas. Su Liga Nacional para la Democracia ganó las elecciones en 2015 y nuevamente en noviembre del año pasado.

Este año, los generales derrocaron a su gobierno y arrestaron a Aung San Suu Kyi y a muchos de sus colegas de gabinete, alegando fraude en las elecciones de noviembre.

Reuters y Agence France-Press contribuyeron a esta historia

Deja un comentario