Pakistán: Hombres armados en motocicletas matan a cuatro trabajadores humanitarios | Noticias del mundo

El lunes, hombres armados en motocicletas tendieron una emboscada a un vehículo que transportaba a instructores de una escuela vocacional privada en el noroeste de Pakistán, matando a cuatro mujeres e hiriendo al conductor antes de huir.

El ataque tuvo lugar en la aldea de Ippi cerca de Mir Ali, una ciudad en el distrito de Waziristán del Norte en una antigua región tribal en la frontera con Afganistán, dijo Shafi Ullah Khan Gandapur, jefe de policía del distrito.

La policía dijo que las mujeres fueron enviadas a la aldea por la escuela vocacional privada Bravo Institute of Technology, Peshawar, como parte de un acuerdo con la organización benéfica Sabawon Pakistan. Planearon capacitar a 140 residentes en oficios especializados que les permitirían abrir sus propios negocios.

Arfan Ullah Marwat, portavoz de Sabawon, dijo que las mujeres no eran sus empleadas.

Gandapur dijo que el ataque podría haberse evitado si la policía hubiera recibido una solicitud de seguridad en un área donde los militantes han intensificado los ataques contra las tropas en los últimos meses.

El conductor herido, Abdul Khaliq, dijo que vio a los atacantes en dos motocicletas abrir fuego y luego huir. Dijo que fue contratado por el Instituto de Tecnología Bravo en Peshawar para llevar a las mujeres de la ciudad de Bannu a la ciudad de Mir Ali y viceversa.

El ataque provocó la condena de los activistas de derechos humanos en las redes sociales, la mayoría de ellos exigiendo una acción rápida contra los responsables.

En los últimos meses, los militantes paquistaníes han intensificado sus actividades en el área, lo que genera preocupaciones de que puedan reagruparse en el área, que fue un antiguo bastión de los talibanes.

Los militantes a menudo atacan a las tropas paquistaníes en las antiguas áreas tribales fronterizas con Afganistán.

Los distritos del norte y sur de Waziristán sirvieron como base principal para militantes locales y extranjeros hasta que los militares aseguraron las áreas en 2015.

Deja un comentario