Al menos 54 muertos en masacre en Etiopía, dice Amnistía | Etiopía

Al menos 54 personas murieron durante el fin de semana en un ataque rebelde en la atribulada región de Oromia en Etiopía, según Amnistía Internacional.

Los sobrevivientes de la masacre contaron 54 cuerpos en el patio de una escuela en la aldea de Gawa Qanqa, que fue atacada el domingo por la noche por presuntos miembros del Ejército de Liberación de Oromo (OLA).

La mayoría de las víctimas eran mujeres, niños y ancianos, según los supervivientes que se escondían en los bosques cercanos.

Es probable que el incidente presione al primer ministro Abiy Ahmed, ganador del Premio Nobel de la Paz el año pasado, para que mejore la seguridad en un país asolado por la violencia étnica.

La violencia ocurrió el domingo en un área del oeste de Etiopía conocida como Wollega e involucró a hasta 60 asaltantes armados y desarmados, la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (CEDH). ).

Dijo que los atacantes tenían como objetivo a miembros del grupo étnico Amhara, el segundo más grande de Etiopía, y que las víctimas «fueron arrastradas fuera de sus hogares y llevadas a una escuela, donde las mataron».

La EHRC dijo: «Las cifras oficiales apuntan a una cifra de muertos de 32 civiles, pero la evidencia preliminar obtenida por la EHRC indica que es muy probable que esta cifra supere este total».

El lunes temprano, el gobierno regional de Oromia dijo que los perpetradores eran del Ejército de Liberación de Oromo (OLA), un grupo acusado de secuestros y atentados con bombas en el oeste y el sur. Etiopía.

Un sobreviviente de Wollega dijo que la violencia estalló después de que las fuerzas de seguridad estacionadas en el área se fueran de manera abrupta e inexplicable, lo que permitió a los combatientes de la OLA reunir a los civiles.

“Después de que nos recogieron, abrieron fuego contra nosotros, luego saquearon ganado y quemaron casas”, dijo el sobreviviente, quien habló bajo condición de anonimato por razones de seguridad. «He contado más de 50 cadáveres y sé que ha habido otros que han sido alcanzados por balas».

La CEDH ha pedido a las autoridades que investiguen los motivos de la retirada del ejército de la zona. «Estos horribles asesinatos de civiles son inaceptables y violan los principios fundamentales de la humanidad», dijo Daniel Bekele, director de la comisión.

«Ninguna queja puede justificar tal brutalidad, y los perpetradores deben rendir cuentas».

La OLA, que se estima en unos pocos miles, se separó del Frente de Liberación Oromo, un partido de oposición que pasó años en el exilio pero se le permitió regresar a Etiopía después de la toma de posesión. Función Abiy en 2018.

Recientemente se ha informado de ataques separados contra civiles de Amhara en otras dos zonas.

La semana pasada, las autoridades prohibieron al opositor Movimiento Nacional Amhara (Nama) realizar protestas denunciando el asesinato de civiles amhara.

Dessalegn Chanie, un alto funcionario de Nama, dijo que «hasta 200 amharas fueron asesinados sin piedad» en el ataque del domingo, aunque admitió que era difícil precisar la cifra exacta.

«Según los sobrevivientes en el área con los que hablé hoy, no están seguros del número de muertos porque simplemente corrieron» en el bosque, dijo.

Abiy dijo que las fuerzas de seguridad se habían desplegado en el área y estaban «tomando medidas» para restaurar el orden.

Deja un comentario