Mark Gatiss: ‘La forma en que el gobierno ha adoptado la crueldad como una insignia de honor es horrible’ | marc gatiss

Cuando Mark Gatiss y su elenco se preparaban para su obra A Christmas Carol el año pasado, salieron de la sala de ensayo del este de Londres para encontrarse con la cola del banco de alimentos. «Simplemente piensas, ‘Scrooge y Marley viven'», dice. Fue el año pasado, antes de que se estrenara la obra; se filmó y este año se proyectará en los cines, ya que los fantasmas de los Cratchit parecen estar cada vez más presentes.

«La forma en que la iteración actual del gobierno ha adoptado la crueldad como una insignia de honor es horrible», dice Gatiss. “Piensas, ‘¿estaremos encerrados para siempre en este ciclo de compasión y luego no habrá compasión?’ A Gatiss le encanta el libro de Dickens, lo lee todos los años. «Siempre me asombra la cantidad de rabia que hay [in it]. Es tristemente atemporal.

Estamos a punto de ser abrumados por el trabajo de Gatiss, que en el peor de los casos es al menos algo para celebrar. Está la proyección en el cine de A Christmas Carol: A Ghost Story, que Gatiss dirigió y protagonizó Jacob Marley, un sueño desde que vio la película de 1970 Scrooge, protagonizada por Alec Guinness como («Se me quedó grabado en la cabeza»). Hay un nuevo drama de media hora: Gatiss hizo los últimos cuatro de la reposición de la serie de la BBC de la década de 1970 A Ghost Story for Christmas, un evento que ahora es parte integral de la temporada como pasteles cortados. Esta será otra adaptación de MR James. ¿Cuánto más hay en él? «Mientras me dejen», dijo. «Es lo que más me gusta hacer».

De izquierda a derecha: Reece Shearsmith como Peter, Frances Barber como Elsa, Amanda Abbington como Debbie en los ensayos de The Unfriend.De izquierda a derecha: Reece Shearsmith como Peter, Frances Barber como Elsa, Amanda Abbington como Debbie en los ensayos de The Unfriend. Fotografía: Manuel Harlán

Luego hay dos piezas: Primero, en enero, la transferencia del West End de The Unfriend, que dirigió Gatiss, escrita por su antiguo colaborador Steven Moffat. Un mes después, The Way Old Friends Do, escrita por su esposo, el actor Ian Hallard, y dirigida por Gatiss, se estrena en Birmingham Rep. A continuación, Gatiss interpretará a Larry Grayson en Nolly de tres partes de ITV, y tiene un papel en la próxima película Misión: Imposible a finales de este año. No se considera un adicto al trabajo, se ríe, “porque me gusta descansar. Pero hay mucho que hacer. He tenido mucha suerte en las cosas que se me han presentado.

A principios de este año, Gatiss tuvo un pánico repentino. Escribió “una gran serie, que sucedió absolutamente y que, de repente, no sucedió. Luego, algunos proyectos se estancaron y pensé: «Oh, ¿eso es todo?» «Le envió un mensaje a su amigo, el escritor y productor Russell T Davies, expresando su angustia porque su carrera había terminado. Es una carrera que ha incluido la creación conjunta del fenomenal éxito League of Gentlemen y Sherlock (dice que le encantaría hacer una película versión), y protagonizar casi todos los dramas televisivos de calidad de los últimos años, incluidos Game of Thrones, Wolf Hall y Doctor Who, para los cuales también Davies, informa, «simplemente dijo, ‘Espera…'» Gatiss, poseedor de la Cantera de sueños: ¿realmente puede tener miedo? «Todos lo tenemos», dice. [end]Estaría bien, porque hice mucho de lo que quería.

Nos reunimos durante el desayuno en un hotel de Londres, donde Gatiss ordena huevos duros y soldados («puro consuelo») mientras se desespera por todo, desde la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk hasta la crisis climática y el Brexit, más austeridad y los ataques a la BBC. “A estos conservadores, es un nombre inapropiado llamarlos conservadores. ¿Qué guardan? Son una especie de anarquistas, capitalistas del desastre. Siempre estuvo obsesionado con la política, dice. «Solía ​​dibujar en mi cuaderno a Edward Heath y Harold Wilson». Pero en los últimos años, «me he desvinculado de maneras que nunca imaginé, porque solo funciona si hay reglas. La caída de Thatcher, por ejemplo, tiene una dimensión teatral. Pero si se rompen las reglas, Johnson, no se puede conseguir». cualquier cosa Me puso enfermo.

Gatiss y Helena Bonham Carter en el próximo Nolly de ITVX.Gatiss y Helena Bonham Carter en el próximo Nolly de ITVX. Fotografía: ITV

Cuando parecía que Boris Johnson podría regresar, como el monstruo que se niega a morir al final de un horror schlock, Gatiss se horrorizó. «Sé que suena hiperbólico», dice con un atisbo de sonrisa, «pero mi vida se ha visto empañada por el odio. [of that man]. Odio todo lo que representa y lo increíblemente afortunado que fue. Gatiss es, dice, «un optimista natural, pero es muy…» Se detiene. Hace algún tiempo estaba realmente “deprimido por todo”, dice.

Nada de esto quiere decir que Gatiss sea otra cosa que una empresa brillante. Su ira es vigorizante, pero lo más probable es que cite una línea de una memoria que leyó una vez, o hable sobre Thomas Cromwell o Abba, o exprese su alegría por la estupidez de debatir con extraños a los que conoció en un almacén de tapicería. fin de semana pasado. , si los británicos no deberían simplemente salir a la calle a protestar, mientras admiran unas cortinas.

Como el comediante y presentador de televisión Grayson en el muy esperado drama de Russell T Davies sobre la caída de la estrella de Crossroads Noele Gordon, interpretada por Helena Bonham Carter (Grayson había sido amiga de Gordon), Gatiss disfrutó redescubriendo al artista, «a quien amaba cuando era niño. Oh, Dios mío, es divertido. Las estrellas estereotipadas del campamento como Grayson y John Inman, dice, «eran solo parte de una cultura televisiva. Nunca recuerdo haber sentido ‘vergüenza de pensamiento’ ni nada por el estilo. Simplemente pensé que eran divertidos».

No hace mucho, le contaba a un amigo actor «que era muy activo en la política gay temprana» sobre un documental sobre Grayson que acababa de ver y le encantó. “Y él dijo: ‘Solo podía considerarlo el enemigo’. Eso me llamó mucho la atención. Russell piensa que, por el contrario, estas personas fueron pioneros. Creo que la verdad está en algún punto intermedio. Se podría decir que fueron, a pesar de toda su extravagancia, de alguna manera esterilizados. Si de hecho hubieran dicho , ‘Sí, tengo novio’, quizás el público en general habría reaccionado con horror. Es matizado, dice, «y no vivimos en una época matizada. Pero puede ser tanto un estereotipo como una fuente de empoderamiento. Larry trae estas cosas a la sala de estar, y algunas de ellas son asombrosas. Se ríe: «Ves a estas damas literalmente agarrando sus perlas. Hay algo extraordinario en eso. Y Grayson, dice, «tiene una especie de brillo». Si miras las primeras cosas – [before] se ha operado los dientes, se parece a Drácula. Gatiss parece absolutamente encantado con la visión.

Gatiss con Shearsmith durante los ensayos de The Unfriend.Gatiss con Shearsmith durante los ensayos de The Unfriend. Fotografía: Manuel Harlán

Gatiss creció en el condado de Durham en una familia de clase trabajadora, obsesionada con las películas de terror y las historias de fantasmas. Todavía lo es, como muestra su trabajo, pero me pregunto si su tolerancia hacia ciertos aspectos ha disminuido con la edad y la pérdida (tiene 56 años y ha perdido a sus padres, hermana y cuñado). «Sí», dijo con una pequeña risa. “Creo que no es una coincidencia que un gótico tienda a ser un joven terrenal de 15 años. La sensibilidad permanece, creo, pero tú… Recuerdo haber leído una memoria de George Baker, el actor, y trabajó con un joven director. Como ejercicio, ella quería que todos saltaran dentro y fuera de las tumbas, y él dijo: «No busques la muerte, te encontrará pronto». Realmente se quedó conmigo. Y eso es verdad Cuando eres joven, parece tan lejano que tienes derecho a obsesionarte con él.

Se detiene: «Está cambiando». Todavía disfruta del morboso «tipo de grandiosidad victoriana» -de ahí su delicioso Drácula para la BBC en 2020- «pero la realidad es muy diferente, ¿no? Son dos cosas a la vez. Es tranquilizadoramente ordinario y también absolutamente extraordinario.

Cuando su padre falleció el año pasado, Gatiss recuerda: “Podía oír a las enfermeras en el pasillo y podía oír el tráfico. Es un momento especial, pero la vida continúa, lo cual está bien. Pero eso no quita su increíble escala. Creo que el sentido de perspectiva de mucha gente cambia una vez que experimentas esto, porque es extraordinario. Todo esto se presenta, con el suave acento de Durham de Gatiss, con una ligereza y una especie de asombro. Seguramente no hay nadie mejor ubicado para discutir los grandes temas – vida, muerte, política y artistas de los 70 – durante el desayuno.

A Christmas Carol: A Ghost Story está en cines seleccionados a partir del 26 de noviembre. Nolly saldrá al aire en ITVX el próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *